Gritando en Silencio: «En el rock en castellano las letras facilonas son inconcebibles»

El rock es un veneno. Se te mete en las entrañas, donde ya no se puede extirpar, y se queda contigo para siempre. Es un veneno raro, que no intoxica, sino que cura. Le pasó a Marcos Molina y al resto de su banda, Gritando en Silencio: se envenenaron escuchando a Extremoduro, Marea o Led Zeppelin. Gracias a ello, Marcos y los suyos han ido creciendo y madurando a lo largo de los años, profundizando en sus letras y melodías, perfilando su rock venenoso.

Tanto es así, que el grupo sevillano pasa por uno de sus momentos más dulces: disfrutan recorriendo el país de arriba abajo, entre festivales y conciertos, acompañados de un público fiel y consolidado. Además, disponen de una discografía que les ha aupado como una de las mejores bandas de rock en España de su generación, a la que ya suman su cuarto disco de estudio, «Material Inflamable» (2018). El 2 de febrero estarán en la Sala Custom, presentando este nuevo trabajo ante los suyos, insuflándoles nuevas dosis de este veneno crudo y adictivo.

SI QUIERES SEGUIR LEYENDO, PINCHA AQUÍ.

Anuncios