Juanito Makandé, el inquilino de la noche eterna

En realidad, el concierto de Juanito Makandé de este sábado no empezó a las diez, sino hace doce años. No hay otra manera de explicar, si no, el ambiente que allí reinaba. Su público, sus músicos, sus invitados… al final, resulta que estamos hablando de lo mismo: de una gran familia. Y la familia, la que no es de sangre, se hace como el camino, al andar. Por supuesto, para reunir a una familia tan grande, de más de seis mil personas, hace falta recorrer un camino bastante largo.

Para seguir leyendo, pincha aquí.

Anuncios